Editorial Mayo’16

Entrábamos por las puertas sin que nadie comprobase nuestra acreditación y la sorpresa por ello quedó en nada al ser superada por la de comprobar que el público no era, ni de lejos, rastafari.\r\n\r\nMiguel Caamaño, director de Alma de León (Radio 3) y, a la sazón, dj de reggae, dub y rocksteady elegido para hacerle el warm up a Lee ‘Scratch’ Perry, no se cansaba de repetir al respetable que estábamos a punto de vivir una noche histórica, única, inolvidable. Era cierto. Ver a un tipo que ha tocado con Bob Marley, que le ha producido, que prácticamente se puede decir que ha inventado la música dub, no sucede todas las noches. Pero había algo más. ¿Qué pintaba allí aquella pareja de sexagenarios, ella con su permanente y él con su chaleco de punto, sus vaqueros planchados y la raya marcada?\r\n\r\nNo eran las únicas personas que parecían fuera de lugar. El público era notablemente heterogéneo y, entre todos, dos redactores de Vaho comentaban lo bonito que era que un evento tan de género se alejase del sectarismo de forma espontánea, simplemente porque el público dispuesto a disfrutar de algo no puedes controlarlo, simplemente está ahí, esperando a que se lo ofrezcas. Bonito pero inesperado, no cabe duda.\r\n\r\ngrandiansInesperado debió de ser también que se les acabasen los tickets de cerveza a los responsables de la barra del Eat My Soul, vaya papelón, con la sedienta cola llegando hasta el escenario. Pero nada podía empañar aquella “noche inolvidable”, la primera acreditación de Vaho (este retoño) como prensa, aquella noche en que todos queríamos ser negros y terminamos queriendo ser actores porno alemanes de los años 70, abducidos por el guitarra de Los Granadians del Espacio Exterior, banda de acompañamiento de Perry. Mientras ellos le acompañaban a él, la paciencia del Santo Job les acompañaba a ellos; al jamaicano no hay dios que le entienda.\r\n

\r\n

Todo imprevistos.

\r\n

\r\nEl pasado día de la República lanzábamos Vaho. Sólo han pasado un par de semanas… y también han sido insospechadas. Parece que era cierto que se podían hacer las cosas de otra forma, pensar las cosas de otra forma, escribirlas de otra forma y todo sin salir de Alicante.\r\n\r\nHabía ávidos lectores y lectoras, agazapados, esperando este tipo de contenidos, como esa pareja que probablemente -elucubremos- llevaba 40 años sin fumar marihuana, pero esperaba la noche de Lee ‘Scratch’ en Alicante. Y de la misma forma, ha sido bonito descubrirlo. Todos los que estáis colaborando, los que estáis animando y diciéndonos que Vaho os gusta, los anunciantes que se han comenzado a interesar, los responsables de prensa que, de forma espontánea, encontráis Vaho y enviáis vuestras notas de prensa e incluso los que nos estáis poniendo trabas (que nos hacen mejorar) nos habéis robado el escenario, como los Granadians a Lee.\r\n\r\n \r\n

\r\n

Gracias por la abrumadora respuesta. Seguimos.

\r\n

\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios