Editorial Abril’16

\r\n

En esto por la pasta

\r\n

\r\nQueremos forrarnos a costa del trabajo ajeno e irnos a vivir a una isla mientras otros escriben artículos desinteresadamente. Sí, estamos en esto por la pasta y es mejor que lo digamos nosotros antes de que nos lo digan otros… que nos lo dirán. Y es que en estas dos semanas escasas en las que hemos comenzado a hacer algo de ruido, sin siquiera haber presentado públicamente la revista, ni sus contenidos, ya ha habido quien nos ha criticado, así que entendemos que a partir de hoy nos van a crucificar. Con motivo o sin él. Por eso queremos que Vaho dé motivos.\r\n\r\nNo obstante no podemos obviar que frente a esa beligerancia han estado miles (¡ojo, miles!) de voces de apoyo y de ánimo. Dicen Carmen Juan y Sara J. Trigueros en su primer artículo para Vaho que “el anhelo que hace unos años era casi palpable en nuestras calles se ha transformado en nuevas luces, nuevos carteles, nuevas luchas”. Y estamos de acuerdo, no hemos hecho nada, esto estaba ahí, las ganas de hacer, compartir y contar que cristalizan. Por eso Vaho es ahora.\r\n\r\nHabla también Diana Guijarro en otro artículo de la ambivalencia que se da en el paradigma cultural actual. El acceso global que nos ha sido concedido ha desenfocado las historias de la calle de al lado. Por eso Vaho es local.\r\n\r\nNo sabemos a dónde nos va a llevar esto y sabemos que, sea donde sea, tiene que cambiar por el camino pero, como estás viendo, antes de empezar teníamos algunas cosas claras y una de ellas es (ya lo hemos dicho) ganar pasta. Vaho te ofrece una agenda pero no queremos que se convierta en otra revista a la que ir sólo a consultar a qué hora es el próximo concierto. Pretendemos que el valor de Vaho esté en lo que las personas tienen que decir acerca de ese evento y de otras muchas cosas que suceden cerca. Porque eso es la cultura: crear para reflexionar sobre lo creado para crear más para… y conlleva esfuerzo, es un trabajo, tiene un valor, debe tenerlo y debemos dárselo.\r\n\r\nQueremos que esto perdure y comenzar a recompensar lo antes posible a los autores a los que hoy sólo les mueve el entusiasmo (gracias). No es tanto una cuestión mercantilista como de dar ejemplo. Quienes hacen cultura también comen, suponemos que eso lo tenemos todos claro y por eso queremos que Vaho sea rentable.\r\n\r\nSi tú estás aquí, ya lo estás empezando a hacer posible, ya nos estás enriqueciendo. A todos. Vamos a forrarnos… pero de ideas.\r\n\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios