He terminado la semana de trabajo y como muchos sábados me gusta salir de casa temprano con el perro, comprar la prensa y sentarme en la Plaza de Gabriel Miró a desayunar y a ponerme al día de lo que ha ocurrido en Alicante. En esas estoy cuando llego a la sección de noticias locales y leo que los empresarios, vecinos y Ayuntamiento siguen a la gresca por el tema del ‘tardeo‘. Los empresarios defienden que esta modalidad de ocio es un propulsor de la economía de Alicante, el Ayuntamiento sigue nadando entre dos aguas y pretendiendo mantener la ropa seca, los vecinos reivindicando su derecho al descanso y los usuarios zanjando el tema con un: “si vives en el centro es lo que te toca”. Pero no, no voy a hablar del tardeo.

\r\n

Hay una frase en la noticia que me llama la atención, supongo que enunciada por alguien que se ha erigido unilateralmente como portavoz de los propietarios de viviendas del centro. Dice: “El precio de nuestros pisos se está devaluando y ya sólo podemos alquilar a camareros”. ¿Que el precio de los alquileres del centro se está devaluando? ¿Qué tiene de malo tener un inquilino camarero?

\r\n

Recuerdo hace unos meses cuando decidimos empezar la búsqueda de piso para mudarnos. Si algo teníamos claro es que queríamos seguir viviendo en el centro y en una casa con las dimensiones suficientes para poder estar tranquilamente en el sofá sin que te salpique el aceite mientras el otro fríe un huevo. Has visto en la tele los anuncios  de los portales inmobiliarios y ya te imaginas que va a ser coser y cantar encontrar  esa casa llena de luz, reformada, cómoda, en la zona que has elegido y con un presupuesto que no desestabilice tu cuenta corriente hasta el día de tu jubilación. Pero no, lo que encuentras es todo lo contrario.

\r\n

Es en ese momento cuando aparece el que a partir de ahora y durante el periodo de búsqueda se va a convertir en tu mejor amigo, esa persona que sabe cuáles son tus necesidades, tiene derecho a aconsejarte y conoce tus gustos incluso mejor que tu mismo. Si, estoy hablando de la solución a tus problemas. La figura del API a la que a partir de ahora llamaremos ‘tu nuevo mejor amigo‘.

\r\n

Tu nuevo mejor amigo te llama y te dice que le ha entrado un loft perfecto para ti. Tu dejas todo lo que estás haciendo y acudes a la voz de “ya” para encontrarte que a lo que ellos llaman loft es un estudio de 35m2 en el Riscal a precio del Barrio de Salamanca de Madrid. La siguiente llamada, también llena de entusiasmo, es para un ático en la Plaza Nueva pero te avisa que tienes que llevar 1000€ en efectivo, dos nóminas y la declaración de la renta para reservarlo en el momento porque ese tipo de pisos tiene muchos “novios”. Mientras vas acercándote te imaginas esas barbacoas en las noches de verano y cuando llegas resulta que el ático son los trasteros del edificio unidos y con cubierta de uralita. Tu nuevo mejor amigo vuelve a la carga y esta vez sí, tiene algo perfecto, grande, nuevo, cómodo y a un precio muy razonable… 

\r\n\r\n

\r\n

Querido nuevo mejor amigo, la Ronda del Castillo no es Centro, Altozano no es Zona Mercado, el ático que quiero no es un quinto sin terraza y un piso en un edificio señorial no es ese viejo y cochambroso que me estas enseñando.

\r\n

\r\n

Dicho esto y con el fin de entender la queja del  autoproclamado Señor Portavoz de Propietarios del Centro de Alicante vuelvo a casa a buscar datos y descubro que alquiler de vivienda no se está devaluando, el precio medio en Alicante por 90m2 es de 793€ con una subida de un 3,5% en el último año y que aumenta considerablemente  en la zona comprendida entre Alfonso el Sabio, Rambla, Explanada y Gadea. Me sorprendo y acabo concluyendo que quizá lo quería exponer el Señor Portavoz es que con el sueldo que reciben los profesionales de la hostelería, motor de la economía alicantina según los empresarios, no pueden asumir el alquiler de tu piso al que, tras darle una manita de pintura, publicitas como recién reformado y una ganga de 1000€ mensuales.

\r\n

Igual tiene razón quien dice que si quieres vivir en el centro es lo que toca pero si seguimos así, nuestra cuidad se convertirá en un espacio sin identidad poblada por turistas que alquilan tu casa por noches.

\r\n

Y tú, que estás ahora mismo en ese proceso ilusionante de buscar piso, no desesperes, encomiéndate al Santo Job, convéncete que nuestra cuidad con sus pros y sus contras es un lugar en el que merece la pena vivir, echar raíces y que tarde o temprano encontrarás tu hogar.

\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios