Ya estamos en primavera y el buen tiempo de nuestra querida Alifornia, coloquialismo compuesto de Alicante y California por la similitud en el clima, (eso me han dicho ya que yo nunca he estado en California, pero vamos que si lo quieres llamar Alicante, lo llamamos Alicante), nos trae esos días cálidos en los que sólo pensamos en estar al lado de la piscina revista en una mano y cerveza en la otra.\r\n\r\nEl inicio del buen tiempo también abre la temporada de las siempre famosas y bien queridas barbacoas. Sí, ese momento de reunión en el que uno pringa más que en toda la semana y los amigos gandules solo estiran el brazo por un trozo de carne, chorizo o salchicha. Para esto tienes que ser por lo menos un cocinillas que te guste estar al lado del fuego; eso sí, nunca te faltara cerveza porque serás valorado como un maestro de la carne aunque no tengas ni idea, enciendas el fuego con 12 pastillas de alcohol y dejes tirada la carne en la parrilla sin ningún cuidado ni mimo. Aún así, aquí te van unos pocos consejos que te ayudarán a que tu barbacoa gane puntos y sea de las mejores entre tus colegas.\r\n\r\nPrimero debes tener claro qué es lo que se va a asar o cocinar porque no todos los alimentos tienen el mismo tiempo de cocción; no es lo mismo un entrecot, que un chorizo, que un vegetal. Una vez pensado qué es lo que se cocinará, elegiremos el tipo de fuego que necesitamos. Si son piezas que necesitan mucho tiempo de cocción elegiremos un fuego suave, es decir, unas brasas y si la parrilla de nuestra barbacoa se puede regular en altura, nos vendrá al pelo para maniobrar. Si son piezas de carne finas o queremos un buen sellado y una carne poco hecha, optaremos por mucha brasa con mucho calor pero sin llegar a la llama para no churrascar nuestra pieza de carne.\r\n\r\nPara limpiar la parrilla después de todo el invierno guardada en el trastero, primero agua con jabón y después, cuando ya la tengas en el fuego y este caliente, utiliza la mitad de una cebolla para restregar toda la parrilla; esto limpiara el hierro y desprenderá ese olor tan característico por el cual serás la envidia del barrio cuando tu vecino lo huela y diga: “¡joder, ya esta el mexicano haciendo barbacoa!”.\r\n\r\nRecuerda que estás utilizando uno de los 5 elementos de la naturaleza y puedes asar prácticamente todo lo que se te ocurra, obviamente con conocimiento y habilidades, además de unos buenos utensilios. El pescado a la brasa es muy sabroso; las verduras, el pan… prácticamente todo lo que pase por las brasas es más sabroso, pero no olvidemos los acompañamientos, fundamentales para una buena barbacoa. Yo recomiendo para carne a la brasa, costillas o chuletón -en general, carne- un buen guacamole, una cebolla asada en papel aluminio con un poco de aceite de oliva, pimienta y una buena ensalada. Digamos… una ensalada César, así sales un poco de lo habitual.\r\n\r\nTambién el típico acompañante que utiliza todo el mundo para un trozo de carne es la salchicha, o un chorizo (¡diooooossss!)… ¡o las siempre famosas y ricas patatas de bolsa! Come on, man!, si te consideras un cocinillas, sal de lo habitual, desmelénate, alócate en tu barbacoa… vamos, que te lo curres un poquito. Y si de verdad quieres quedar como un maestro del fuego agrega algo más: cúrrate una marinada. Esa salsa, aliño, adobo, sazón… vamos, que te trabajes un poquito la materia prima, no sólo enciendas el fuego y dejes caer la carne en la parrilla, demuestra un poco tus conocimientos de cocina y deja a todos babeando. Por otro lado, una marinada nos aporta matices y aromas, nos ayuda a ablandar y suavizar la carne, añadir color… ¡una marinada nos puede transformar una barbacoa! ¡Venga, va! Te voy a ayudar, te voy a dar una receta de un adobo o marinada que lo podremos utilizar tanto en pescado como en carne, sobre todo pollo, y nos aportará color, aroma, sabor y es muy, muy fácil.\r\n

Adobo de ñora, tomate seco y miel

\r\nIngredientes:\r\n

    \r\n

  • Tomate seco, 4 uds.
  • \r\n

  • Ñoras sin rabo, 3 uds.
  • \r\n

  • Tomate pera, 3 uds.
  • \r\n

  • Sal, una pizca.
  • \r\n

  • Pimienta, una pizca.
  • \r\n

  • Miel a gusto de dulzor.
  • \r\n

  • Cebolla, ½ pza en trozos.
  • \r\n

  • Ajo, 2 dientes.
  • \r\n

\r\nProcedimiento:\r\n\r\nEn un cazo coloca todos los ingredientes menos la miel, cubre con agua y pon a fuego medio hasta que se cocine todo muy bien, alrededor de unos 30 minutos. Una vez cocinados todos los ingredientes, tritúralos con una batidora y cuélalos; te quedará una pasta roja. Una vez tengas esta pasta roja, agrega la miel, la sal y la pimienta a tu gusto, mezclas y… ¡listo! ¡Tienes una marinada de color rojo intenso ideal para pollo, costillas, salmón o algún pescado! A la carne que utilices le aportarás un agradable sabor y unos colores de foto; vamos que una vez asada no necesitaras ningún filtro de Instagram para retocarla. ¡Que tengas una chida barbacoa!\r\n\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios