Enric Montefusco está de gira presentando Meridiana (Buena Suerte, 2016), su primer disco en solitario tras Standstill. Un retrato cultural y social compuesto por 11 canciones que exploran territorios singulares de nuestra música popular. El próximo 19 de febrero actuará en el Teatro Arniches, dentro de la programación del festival Atiende Alicante, y curiosos por saber más de su magia, le hemos entrevistado.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Cuándo empezaste en la música? ¿Cuáles son tus primeros recuerdos musicales, alguna clase de flauta tal vez? ¿Cuándo empezaste a componer?\r\n\r\nEmpecé de niño escuchando apasionadamente a Queen, Pink Floyd y Carpenters. Efectivamente, la flauta me alejó muy pronto de la interpretación, pero por suerte el punk y el hardcore volvieron a conectar con la interpretación, en este caso, ya de gritos y guitarrazos de quintas. La composición vino justo después.\r\n\r\n \r\n\r\nDesde esos comienzos, ¿cómo has evolucionado a la hora de escribir canciones e, incluso, interpretarlas?\r\n\r\nEn esencia siempre ha sido lo mismo. Creo que simplemente he aprendido a entender las etapas. También he ido añadiendo cada vez más elementos, escénicos, audiovisuales, etc., pero desde ese mismo lugar.\r\n\r\n \r\n\r\nCuéntanos qué te motiva a hacer música: ¿la inestabilidad, el vértigo, el movimiento, el dolor? ¿o más compartir las alegrías, las evidencias que asombran, las conclusiones mentales?\r\n\r\nEs una necesidad; si no saco, me ahogo. Cada uno tiene sus propios canales, supongo. Y ahí sale de todo, desde lo más visceral e inconsciente, hasta las conclusiones intelectuales a las que voy llegando en cada momento. De hecho, intento casarlo todo en cada disco, es un reto con el que voy intentando darle un sentido y dirección a mi vida. Y con el tiempo también he entendido que hacer música, además, me ofrece un lugar en el mundo donde me siento cómodo y útil.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Cómo es tu proceso creativo?, ¿algún ritual?, ¿cuándo das por terminada una canción?\r\n\r\nPodría estar componiendo una misma canción eternamente. Es doloroso para mí soltarlas cuando apremia una grabación o un estreno. Lo que, en cualquier caso, es necesario es que me emocione; que al interpretarla resuene algo verdadero dentro de mí.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Tu música te sana?\r\n\r\nEn alguna medida supongo que sí, lo he ido entendiendo con el tiempo.\r\n\r\n \r\n\r\nTras 20 años en el mundo de la música, ¿qué es para ti lo mejor y lo peor de dedicarte a esto?\r\n\r\nLo mejor es sentirme en paz conmigo mismo, que es algo que no siempre he sentido, y por tanto, valoro especialmente y por encima de todo. Lo peor, en mi caso, es que al tratar con temas tan delicados, tengo que pelearme con todo y con todos todo el tiempo para defenderlo y preservarlo, y más en un país como este.\r\n\r\n\r\n\r\n \r\n\r\nPara Meridiana has elegido una instrumentación orgánica capaz de transportar a uno de la jungla de asfalto a rincones más humanos y bucólicos. ¿Cómo la trabajáis tú y tus músicos en el directo?\r\n\r\nLa verdad es que no me gustaría sonar evasivo. Creo que solo intento conectar con ese lado íntimo, a menudo cerrado a los demás. En este disco especialmente, además, intento dar a entender el lado social e incluso político de lo que se cuece en esa intimidad. En directo vamos 4, tres musicazos y yo, y la verdad es que estoy muy contento con el sonido que hemos encontrado y sobre todo con cómo conectamos con el público, que al final es de lo que se trata. Es muy emocionante cada vez.\r\n\r\n \r\n\r\nDespués de unos meses rodando el disco, ¿cómo lo sientes?\r\n\r\nCon muchas ganas de compartirlo. Aún siento que habito en él, todavía no tengo la cabeza en lo siguiente. Además, la recepción ha sido muy buena y, teniendo en cuenta que el grueso de la gira está por llegar, estoy muy ilusionado.\r\n\r\n \r\n\r\nEn el disco haces reflexiones sobre la historia personal: lo has titulado Meridiana, que es donde naciste, nos deseas “un padre superable”, y cantas “siempre serás uno de nosotros”. ¿Qué peso tiene tu propia historia en tu obra y vida?\r\n\r\nToda ¿no? No sé quién se puede escapar de eso. Yo por lo menos solo puedo hablar de cosas que me han afectado. Puedes ser más o menos consciente, puedes camuflarlo, tratarlo indirectamente, pero todo lo que sale, por algo será.\r\n\r\n \r\n\r\nEn “Flauta Man”, repartes collejas con gracia y sarcasmo, ¿te quedó algo que agradecer y algo por lo que sentirte agradecido?\r\n\r\nEsa lista de cosas inútiles, dañinas y/o contraoperativas que hemos recibido en la infancia desgraciadamente es solo una pequeña muestra, por supuesto.\r\n\r\n \r\n\r\nY oye, ¡el final de esa canción! Musicalmente, qué movida, ¿no? A tope de pitch. Gracias.\r\n\r\nEs una canción muy melódica y rítmica, simpática y agradable de oír. Pero no quería que a nadie se le escapase que lo que hay en el fondo es jodido, perverso, desquiciado. El pitch me sirvió para insinuar eso.\r\n\r\n \r\n\r\nEn “Todo para todos” nos deseas un compendio de cosas bonitas y raras que has sabido ver con ojos atentos y vitales. ¿Por qué la elegiste como single?\r\n\r\nLa elegí porque contiene un espíritu popular y coral que creo que representa bastante bien el contenido de todo el disco. El tema de fondo también defiende bien esa especie de desamparo que denuncio en el disco. Y también es verdad que la gente que la había oído me la destacaba por algún motivo. Creo que es un buen tema, no sé.\r\n\r\nhttps://www.youtube.com/watch?v=hTO4NBg9Y4E\r\n\r\n¿Qué es para ti la vida plena?\r\n\r\nUna vida enunciada en positivo, amorosa, gozosa, responsable de sí misma, compasiva, simple, poco intelectualizada, libre en lo posible del ego, libre en lo posible de los mandatos paternos y maternos y valiente. Imposible, vaya.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Qué te hace avanzar?, ¿cuáles son tus utopías?, ¿a qué horizontes miras?\r\n\r\nCreo que no hay una meta, un destino final. Solo se puede aspirar a no dejar de crecer, de ir deshaciendo el daño y tratar la herida que llevamos, tomando en la medida de lo posible perspectiva y responsabilidad sobre nosotros, es decir, ir viendo lo idiota que has ido siendo sucesivamente y, con suerte, cada vez menos.\r\n\r\n \r\n\r\nPara despedirnos, una tanda de preguntas rápidas.\r\n\r\nUn artista con el que sacarías un disco: Nina Simone.\r\n\r\nUn lugar del mundo: Mi casa en Sant Mori.\r\n\r\nUna constelación: De peque, tenía una pegatina fluorescente al lado de mi cama, creo que de Orión.\r\n\r\nUna fruta: La naranja.\r\n\r\nUn vino: He vivido en el Penedès y en el Priorat y les tengo especial cariño.\r\n\r\nDos colores: Dos que no estén en las banderas.\r\n\r\nTres palabras: Gracias por laentrevista.\r\n\r\n \r\n\r\nMuchísimas gracias a ti por tusrespuestas, Enric. Te deseamos teatros llenos, lucidez meridiana y el puntito de dolor necesario para que nos sigas cautivando con obras maestras.\r\n\r\nAutores: Isabel Sodric y Carlos Izquierdo.

Comentarios

comentarios