– ¿Quiénes sois Desmond?.\r\n- “Desmond somos músicos de Alicante de toda la vida que, tras pasar por diferentes proyectos y haber coincidido en algunos de ellos, nos juntamos para dar salida a los temas que tres de nosotros estábamos haciendo [ahora son seis]”.

\r\nHasta aquí lo estándar en la entrevista que este grupo que debuta en estos días con su primer larga duración, De Pandora y mis canciones en vela, concedieron a Vaho. Y es que a partir de aquí la cosa se pone pedante, o interesante, según el punto de vista. Ya me contaréis qué os parece a vosotros.\r\n\r\n“Pandora fue la primera canción que surgió y lo que vino después no estaba premeditado”, se apresuran a afirmar Desmond (nombre que, por cierto, sí que viene del televisivo personaje). Con “lo que vino después” se refieren a una obra mucho más extensa que un mero conjunto de canciones. De Pandora y mis canciones en vela consta de un disco de siete cortes y un libro, que a su vez se compone de textos, fotografías y referencias a canciones de terceros. Todo muy postmoderno, aunque parece que les ha cogido de sorpresa incluso a ellos. “Tras Pandora hicimos dos canciones más y empezamos a ver que había cierto hilo conductor, una línea conceptual”, -sí, han dicho conceptual, a ver cómo termina esto-, “así que empezamos a crear una historia entre dos personajes y a basarlo en una teoría de un psicólogo estadounidense sobre los tipos de amor, representados gráficamente en un triángulo. Vimos que las canciones que teníamos grabadas entraban en esos arquetipos y que sólo nos faltaban algunos así que simplemente lo completamos”.\r\n\r\nNo sé si usan la humildad por precavidos (una creación así es fácilmente tildable de pretenciosa) o realmente han ido adelante con todo esto porque, como se suele decir, la obra lo pedía, así que les tiento… les hablo del referente más petulante que puede haber cuando hablamos de algo multidisciplinar: el concepto de ‘obra de arte total’ (Gesamtkunstwerk) de Wagner. Sólo un cretino se compararía con Wagner… “Ha sido una puñetera casualidad, ni con Wagner, ni con Love of Lesbian -que también han sacado algo similar cuando ya estábamos en esto-, ni con nadie. Él solo [el disco] ha crecido y se ha presentado así. Realmente sólo queríamos dar salida a canciones que en la otra banda (Crocanti) no cuajaban, cayó en nuestras manos la teoría de Stemberg, uno de nosotros estaba en esa época haciendo fotografías que también cuadraban y, si encajaba, pues adelante”. Salen bien del paso.\r\n\r\nMe recuerda un poco a la técnica del binomio creativo, mediante la cual se supone que al juntar dos elementos cualesquiera sin relación siempre generarán un significado inexistente previamente, pero reconocen que “aunque la mayoría de las fotografías estaban hechas previamente, algunas sí que se hicieron para completar, pero de verdad que ha sido inesperado porque, de hecho, nos hemos metido en un berenjenal que no esperábamos. Esto lleva mucho trabajo y no lo sabíamos”.\r\n\r\nMe empiezo a preguntar si, ya que parecen ser todo lo contrario a la premeditación, no será esto un cajón de sastre sin pies ni cabeza así que les pregunto por cómo se traduce todo esto en algo coherente, en algo legible para el oyente-lector. “Ha sido un ejercicio complejo unirlo todo. Llegó un punto en el que nos lanzamos del todo y pedimos a amigos que nos pasasen frases que les gustasen de canciones de otros, sin filtro, y hemos tenido que hacerlas nuestras, encajarlas en la historia, etc”.\r\n\r\nMe cuentan un secreto (y, a cada uno que me van desvelando, el todo va cobrando un poco más de sentido):\r\n

“La idea en un momento inicial era que Pandora y Desmond hablasen un lenguaje musical, sólo con letras de canciones, y por eso la iniciativa de las frases, pero era dificilísimo”.

\r\nMe da por pensar en ese momento que a pesar de que lo que les ha salido es un collage de todas las cosas que pensaron en algún momento, no deja de ser algo muy actual: creación colaborativa, referencias, intertextualidad… no deja de ser una representación muy contemporánea del mundo que nos rodea, pero hablando de referencias, no empecemos a chuparnos las pollas todavía. Veamos cómo rematan el proyecto, ¿cómo esperan Desmond que ‘leas’ esta obra?: “Hay una receta [se ríen], en el correo que enviamos a los mecenas [el disco se ha financiado mediante crowdfunding] para descargar el disco en exclusiva se la enviamos”… y como es en exclusiva, no me la cuentan, pero la hay. “Bueno, cada capítulo se corresponde con un corte del LP y su extensión da lugar a que se pueda leer mientras lo escuchas así que no es una mala opción”, concluyen.\r\n\r\nPara terminar les pregunto qué les gustaría que dijese alguien justo tras leer y escuchar De Pandora y la respuesta les sale del alma. Nada de ‘que reflexione sobre los metaversos, la vida y el amor’ sino un simple “¡hombre, Desmond!”.\r\n\r\nVale, me han convencido.\r\n\r\n \r\n\r\n


\r\n\r\n¿Quieres saber cómo suenan Desmond? Soy consciente de que no les he preguntado por su estilo. Si todo esto te ha parecido suficientemente interesante, tendrás que ir a escucharlos en su primer concierto; sí, primer concierto, porque las canciones de De Pandora y mis canciones en vela, como no podía ser de otra forma, también fueron hechas sobre la marcha, en estudio, y han tenido a bien trasladar ese trabajo al directo para mostrártelo el día 13 de Mayo, en el bar Söda. Entérate de los detalles en nuestra agenda.\r\n\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios