Trump ha ganado las elecciones. Lo sé, más de uno se ha apuntado a la convocatoria esa de abandonar el planeta. Pero este fin de semana no. Mejor el que viene, que este fin de semana confluyen los astros en Alicante (otra vez). El viernes toca Belako en Stereo y el sábado es la fiesta del segundo aniversario de La Cucaracha, también en Stereo. Creo que lo correcto es ir el viernes a despedirse de La Cuca tal y como la conocemos hasta ahora y luego ir a ver cómo Belako incendia Alicante por nosotros.\r\n\r\n \r\n\r\nAunque no necesitan carta de presentación a estas alturas, Belako es un grupo que nació hace casi 6 años ya en Bizkaia. Cualquier intento de asimilación del grupo a un estilo o corriente puede acabar mal y herir sensibilidades, porque en realidad es el resultado de procesar unos ingredientes que van más allá de lo musical, pero que incluyen a Sonic Youth, Pixies, Nirvana y Joy Division, aunque también a Nicolas Jaar e, incluso, a Radiohead, Pink Floyd y cientos de cosas más. Pero Belako es algo nuevo y distinto, y hay que verlos ahora, que todavía están en su punto.\r\n\r\n \r\n\r\nLa primera vez que los pude ver en directo fue en 2011 en el Bilbao Exhibition Center. Había una exposición colectiva y alguien anunció el nombre de la banda. Al nombrarlos salieron cuatro chiquillos al escenario y cogieron los instrumentos. «Vaya tela», pensé. Parecía que iban al instituto. Pero empezaron a tocar y cogí el «vaya tela», lo sazoné un poquito y me lo comí sin masticar. Desde el primer momento pensé que estaba viendo a algo parecido a Nirvana o Pixies cuando estaban en su primer momento. Lo van a petar, y están fresquísimos.\r\n\r\n \r\n\r\nBelako sigue fresquísimo. Hay que aprovechar el punto mientras dure. Y más ahora que Trump lleva el timón del planeta.\r\n\r\n 

Comentarios

comentarios