No tiene que ser fácil para un cantautor dar un concierto la misma semana en la que se muere Leonard Cohen. Pero Coque Malla siempre fue un valiente y ahora, además, es un galán maduro. Ya no es ese chico que se dejaba perilla para no parecer tan joven. Viaja, entre otras, junto a una preciosa Gibson del mismo color de la sangre. Hace veinte años le robaron una y se la recuperó Pancho Varona. Coque siempre tendrá cara de chaval pero hace tiempo que ya es un clásico.\r\n\r\nLa tarde del domingo 13 de noviembre de 2016, Coque Malla, en mangas de camisa, chaleco ajustado y sombrero marrón, se presentó junto a su banda en el Teatro Principal ante el siempre exigente respetable alicantino. Yo, en primerísima fila, he disfrutado de esas poderosas canciones que se mueven entre la alegría y la melancolía.\r\n\r\nYa tuve el placer de verlo el año pasado en el “Live on the Roof”, también en Alicante, y me pasó algo muy curioso. Coque lanzó dos púas de guitarra al público… y las dos las cogí yo. Sí, Coque, no sé si algún día leerás esto pero eso me unió a ti para siempre. Aparte de que, según mi prima, tenemos “un aire”.\r\n\r\nEl primer recuerdo que tengo de este artista madrileño me lleva a mis adorados “Los Rodríguez”. Coque Malla, con 24 años, participaba en uno de los himnos del mítico grupo hispano-argentino, “Mucho Mejor”, o “Hace Calor” para muchos mortales. Quise ser Coque Malla en ese momento.\r\n\r\nYo es que era muy fan de Los Rodríguez y por eso lo conocí ahí antes que en Los Ronaldos, que también fueron y son mucho en el rock’n’roll español. Esta noche los recordó en tres temas que fueron muy agradecidos por un público adulto.\r\n\r\nPero Coque Malla es mucho más que el líder de Los Ronaldos. También es actor. Ha participado en una decena de películas y protagonizó un cortometraje que, para mí, es uno de los mejores de la historia del cine español, “El columpio”, dirigido por Álvaro Fernández Armero y protagonizado por unos jovencísimos Adriana Gil y el mismo Coque Malla. Este corto es de 1993, ¡Coque tenía 21 años! Os invito a verlo, está en youtube. Ya no se hacen cortos así.\r\n\r\n2016-11-13-photo-00000069\r\n\r\nHoy, Coque tiene 47 años y es más músico que actor. Empezó el siglo XXI en solitario. A mí me voló la cabeza en 2009 con “La hora de los gigantes”, un disco que todavía suena perfectamente. En 2011 sacó “Termonuclear”, disco que me gusta más en la versión “en su casa”, acústica y cruda. En 2013 hizo una retrospectiva rodeado de musas con “Mujeres”. En 2015 recordó a Rubén Blades. Y este año ha sacado “El último hombre en la tierra”, disco que lo ha traído a Alicante.\r\n\r\nEsta noche se ha movido con impecable soltura y rigor entre el rock’n’roll, el blues y la música de autor. Incluso se ha lanzado “a capella”, cosa que pocos hacen. Ha combinado perfectamente lo acústico y lo eléctrico. Me ha gustado que muchos temas los ha empezado él solo, cambiando expresamente de guitarra según la ocasión, para que después le acompañara la banda. Puede parecer que no quiere pero aún está entre esa joven electricidad que desprendían Los Ronaldos y la íntima acústica a la que obliga a veces la madurez. Será el tiempo el que diga si el apogeo de Coque es hoy. Ese tiempo que pasa pero que, afortunadamente, a uno siempre le deja lo que fue alguna vez. Afortunadamente.

Comentarios

comentarios