Lunes 5 de diciembre\r\n\r\nHoy es un día especial porque es lunes y es viernes, porque me despierto a su lado, porque ha llovido demasiado y sigue lloviendo. Empieza una semana irregular, de festivos y no, de lunes que son viernes y otros tantos domingos. Me preparo.\r\n\r\n \r\n\r\nMartes 6 de diciembre\r\n\r\nHoy es martes pero también es domingo.\r\n\r\n \r\n\r\nDedico el día a escribir y a ordenar. Leo el libro Mierda bonita, de Pablo Gisbert, publicado exquisitamente en La Uña Rota. Recoge los escritos del autor para El Conde de Torrefiel, la compañía de teatro que hace unas semanas interpretó la obra Escenas para una conversación después del visionado de una película de Michael Haneke, y de la que escribí en este mismo diario. Cuando la vi, quedé fascinada y a medida que leo sus piezas, me gustan más. Me entran ganas de poder verlos en directo, otra vez, para conocer qué propuesta escénica realizarán, cómo van a contar lo que no está escrito.\r\n\r\n \r\n\r\nMiércoles 7 de diciembre\r\n\r\nHoy es miércoles , pero también un lunes que es un viernes.\r\n\r\n \r\n\r\nHoy es un día de relleno. Un día de los que no se registran en la memoria. Pasa y eso es todo.\r\n\r\n \r\n\r\nJueves 8 de diciembre\r\n\r\nHoy es jueves pero también es domingo.\r\n\r\nPaso la mañana en casa. Recojo, organizo, disfruto de la quietud doméstica, de esta luz tibia de diciembre que caldea el salón.\r\n\r\n \r\n\r\nHan crecido unas patatas que planté en una maceta. ¡Estoy entusiasmada! Vi el procedimiento en Internet. Sólo se necesita una patata a la que haya empezado a crecer un brote o un ojo. Corté el mismo con dos o tres dedos de la carne del tubérculo y lo planté con el brote apuntando hacia arriba. Y al cabo de unos meses, tengo mis propias patatas.\r\n\r\n \r\n\r\nEstán deliciosas.\r\n\r\n \r\n\r\nViernes 9 de diciembre\r\n\r\nHoy por fin es viernes y sólo viernes.\r\n\r\n \r\n\r\nEn el Club de lectura que organizamos en Santa Maca comentamos tres relatos de Cortázar: La isla a mediodía, Casa tomada y Los pasos en las huellas. Creo que hay tantas interpretaciones como componentes del club, y lo más curioso es que no llega a haber discusión; todas las interpretaciones son igualmente válidas. El universo de Cortázar parece tejer un texto de espaldas al propio texto, formado por lo silenciado y lo sugerido. Nos encanta eso, nos encanta Cortázar.\r\n\r\n \r\n\r\nDespués vamos a ver La Reina de España, la película de Trueba que ha sido boicoteada por los sectores más rancios de nuestro país. Disfrutamos mucho de la cinta. Reímos pero también se nos encoje el estómago un poco de pensar en la historia reciente de nuestro país, en lo que supuso para nuestros padres y abuelos vivir y crecer en una dictadura.\r\n\r\n \r\n\r\nRecuerdo una de las piezas del libro Mierda bonita, la titulada Observen cómo el cansancio derrota al pensamiento. En un determinado momento hay un monólogo que sintetiza perfectamente ese horror. Cito sólo una frase: “Pero… ¿cómo no vamos a estar todos un poco locos después de 40 años en blanco y negro?”.\r\n\r\n \r\n\r\nSábado 10 de diciembre\r\n\r\nLa casa nos imanta y no nos permite salir de ella. Hacemos nuestra propia recreación de El ángel exterminador de Buñuel. Hasta la tarde no podremos romper el embrujo o lo que sea que nos ha atrapado.\r\n\r\n \r\n\r\nCuando conseguimos salir, tomamos té con una buena amiga, vamos a la muestra de ilustración y autoedición de Alicante (MIAA). Nos encontramos con amigos, saludamos, disfrutamos de lo que ofrecen los diferentes puestos. Un poco más tarde, vamos a un cumpleaños con la promesa de tomar una cerveza e irnos, pero lo pasamos tan bien que seguimos y terminamos bailando sin parar en el Söda. Nos gusta bailar, nos alegra el ánimo.\r\n\r\n \r\n\r\nDomingo 11 de diciembre\r\n\r\nEl paseo, el borde de mar, los columpios, la arena seca tras las lluvias y el sonido de las pisadas que la atraviesan. Comemos una pizza casera y celebramos la quietud y la calma.\r\n\r\n \r\n\r\n 

Comentarios

comentarios