\r\n\r\n \r\n\r\nLunes 6 de febrero\r\n\r\nHacía mucho tiempo que no me hacía una limpieza de cutis y hoy me la regalo. La camilla tiene calor incorporado de manera que es imposible no relajarse. Huele a bosque y a menta. Ojalá no deje pasar tanto tiempo hasta volver aquí.\r\n\r\n \r\n\r\nMartes 7 de febrero\r\n\r\nLa violencia del viento quiere combar la noche. Me resisto a los ruidos. Al otro lado del teléfono, alguien me calma.\r\n\r\n \r\n\r\nMiércoles 8 de febrero.\r\n\r\nReunión de profesores y COCOPE. Llego cansada a casa.\r\n\r\n \r\n\r\nEl ejercicio físico de intensidad es mi forma de meditación y, de alguna manera, me vacía de la tensión mental. Después de la clase de TRX, todo parece más liviano.\r\n\r\n \r\n\r\nEn la noche, me dispongo a leer la delicada Luciérnaga, de Alba Ceres. Un texto que es un hilo de voz, quebrado o a punto de quebrarse, para intentar contar lo que no se puede contar; para intentar decir el cáncer y la muerte.\r\n\r\n \r\n\r\nJueves 9 de febrero..\r\n\r\nAprovecho que he comido en el centro, para tomar un café con P. Me entristece un poco lo hablado pero intento animarle. Quizá todavía se pueda hacer algo.\r\n\r\n \r\n\r\nDespués paso por Re-Read y echo un vistazo a lo que tienen. Me llevo una antología de Juan Ramón Jiménez, otra de poesía contemporánea y otra, de Ana Pelegrín, que regalaré al centro. Voy pensando en la clase que quiero hacer mañana y me emociono, como si no tuviese suficientes libros en casa. Pienso en una clase de lectura de poemas, sin más: que leamos, que opinemos, que escuchemos.\r\n\r\n \r\n\r\nAntes de ir a casa, compro un Citroën Tiburón de juguete para regalar.\r\n\r\n \r\n\r\nViernes 10 de febrero .\r\n\r\nCuando conduzco sola, me gusta escuchar la radio. Voy entretenida y acompañada. me he lavado el pelo, he recogido la casa, me he preparado la bolsa de viaje, llevo el pequeño Citroën. Todo está bien. Pero al poco de llegar a la puerta de la casa, me doy cuenta de que he olvidado las llaves. Por suerte, para esto también hay solución.\r\n\r\n \r\n\r\nSábado 11 de febrero\r\n\r\nMe da a leer el primer relato del libro Guardar las formas, de Alberto Olmos. La resolución es inquietante. Te deja llena de dudas. Quizá esa sea la clave de un buen relato. Me quedo con ganas de seguir leyendo. A lo mejor lo propongo para el club de lectura.\r\n\r\nPor la tarde, vamos a la presentación del número piloto del Fanzine Carne para el perro, del colectivo Letras de Contestania. El tema es el silencio. Explican el sentido del fanzine, por qué empezaron, cuál ha sido el criterio para escoger el tema, cómo quieren seguir. Es muy interesante.\r\n\r\nCuando termina la presentación, charlamos con ellos así como con parte del equipo de La Galla Ciencia. Me alegra volver a reencontrarnos. Hacía tiempo que no nos veíamos y es un momento feliz.\r\n\r\n \r\n\r\nDomingo 12 de febrero . \r\n\r\nDe regreso a casa, el paisaje ha reverdecido y pequeñas flores amarillas y blancas lo han salpicado todo. Los almendros están en flor. Aunque sea febrero, la primavera ya empieza a anunciarse y todo el campo parece estar vistiéndose para celebrarlo.\r\n\r\n \r\n\r\n \r\n\r\n \r\n\r\n \r\n\r\n 

Comentarios

comentarios