\r\n\r\n“Virgen indica alguien que está vacío de toda imagen extraña, tan vacío como cuando todavía no era”.\r\n\r\n(Maestro Eckhart)\r\n\r\nDesde el pasado sábado 11 de febrero, y hasta el 29 de abril, la galería Aural exhibe CONJUNTO VACÍO, un proyecto del artista conceptual José Maldonado. El punto de partida del proyecto es la noción de conjunto vacío y, en particular, la paradoja de Russell que tiene lugar en el marco de la teoría de conjuntos de Cantor. Esta teoría permite definir conjuntos de ideas abstractas como, por ejemplo, el conjunto X formado por los conjuntos que no se contienen a sí mismos como elemento. Así, la pregunta de si X pertenece a X origina la famosa paradoja: X pertenece a X si, y sólo si, X no pertenece a X. Llevado al terreno de la figuración, podríamos hablar del retratista que únicamente hace retratos de retratistas que no se retratan a sí mismos. Así, este retratista solo podría retratarse si no se retratara a sí mismo.\r\n\r\nEsta contradicción da sentido al hilo conductor del proyecto, aunque más que de un hilo deberíamos hablar de un filamento de la teoría de cuerdas que bifurca en un amasijo de cuerdas que vibran en el espacio-tiempo y diseccionan el sentido de la existencia con cada pieza.\r\n\r\nLa idea de bucle, de círculo, de cinta empalmada, de pliegue y de torsión están presentes en casi todas las piezas de la muestra. En una de ellas, Maldonado hace correr una película de 8 mm en un proyector. La luz se proyecta sobre una pared vacía. La película ha sido tratada para eliminar la emulsión, penetrada con un punzón y empalmada. Después, ha sido dejada en el suelo para que así pueda recoger el polvo a su paso. Cada agujero de la cinta es único, distinto a los demás. La luz penetra los agujeros de la película, un agujero por fotograma, y la película recoge el polvo del suelo, todo sucede simultáneamente. Con el paso del tiempo, la lente se irá llenando de polvo e irá mostrando una realidad diferente siempre. El deterioro de la pieza conduce de un modo inexorable a su rotura. Pero Maldonado da instrucciones para poder volver a montar la pieza, que es escalable y, al contrario que nosotros, puede volver a recomponerse después de haber dejado de andar.\r\n\r\n\r\n\r\nLa pieza que da origen al proyecto adopta la forma de un diagrama de Minkowski que sirve a Maldonado para la representación del mes de octubre, que es el único mes que empieza por O. Tan vacío como cuando todavía no era. El diagrama de Minkowski ha sido modificado, como un ready-made duchampiano, para adaptarse al ángulo de enfoque de visión humano. Porque esta pieza es una cuestión de concentración, de focalización y una exigencia de meticulosidad. El origen se toma en el día 9 de octubre, el pasado se convierte en un ejercicio de reconstrucción o de recuerdo, y el futuro en un ejercicio de proyección. En el diagrama aparecen varias líneas que están apuntaladas por notas codificadas con la notación de la mecánica cuántica, vectores ket y bra que representan los recuerdos y los planes e ideas que vienen recogidos en un cuaderno de bitácora, anexo al diagrama. Esta pieza alude a la idea de la imposibilidad de avanzar, a la paradoja de Zenón, a la suma finita de una suma de infinitos términos.\r\n\r\nLa ciudad de Alicante tiene una oportunidad única para bucear en el vacío y en las formas de llenarlo de la mano de Maldonado, a quienes muchos consideramos un Maestro. Comienza, gira, avanza, detente.

Comentarios

comentarios