Lunes 12 de septiembre\r\n\r\nEl ejercicio físico es una forma de meditación. Al agotarme, se me vacía la mente. Cumplo. Mañana recordaré mis músculos, caminaré con dificultad, pero hoy soy feliz y celebro mi cuerpo.\r\n\r\nMartes 13 de septiembre\r\n\r\nLlegando al centro, descubro que las montañas han desparecido. Sólo queda una cumbre que se escapa. Como pasa con el mar, que no es el mismo, el paisaje también parece estar cambiándose. A las personas que vienen de fuera de Alicante, les hago mirar las montañas que nos rodean, su dibujo de tiralíneas que parece acuarela. Es uno de los mejores patrimonios, las montañas en sí y el dibujo que trazan.\r\n\r\nAl otro lado del teléfono, siempre me reconforta. Qué fortuna querer y ser querida.\r\n\r\nMiércoles 14 de septiembre\r\n\r\nAntes de entrar al centro, hay una brisa que sólo la hay en septiembre, de novedad y estreno. Recuerdo mis primeros recuerdos de esa brisa: en la parada del autobús del colegio, en el paseo hacia en el instituto cuando era estudiante, en las primeras noches de septiembre. La gratitud de empezar a cubrirse. Luego, después de la puerta, la mañana urge y no puede ser de otra manera. Cada uno la resiste como puede y hay quien prefiere ignorar la urgencia. Tengo que decir no.\r\n\r\nComemos en BodhiGreen. En la ensalada hay bocados dulces y otros arenosos; lo mejor es cuando se juntan. Estar con las amigas, aunque sea un mediodía, restablece la serenidad, pero la urgencia de la mañana me ha dejado demasiado cansada y el día aún no ha acabado.\r\n\r\nJueves 15 de septiembre\r\n\r\nUna idea que se ha repetido en mi familia desde que tengo memoria es la que sigue.\r\n\r\nSi hacemos una carrera, y en la casilla de salida hay unos cuantos que van a correr lesionados, y por otro lado, a unos pocos les han concedido quinientos metros de ventaja, ¿llegarán todos por igual a la meta? ¿Quién habrá hecho más esfuerzo? ¿Se le puede pedir a los corredores lesionados que corran a la misma velocidad que aquellos que han salido con varios metros de ventaja? ¿Se puede hablar de igualdad de condiciones? Este ejemplo nos lo contaban mis padres en relación al deber que tiene la sociedad de intentar reducir las desigualdades para que todos los corredores consigan llegar a la meta sin que sea una carrera de obstáculos.\r\n\r\nEsto me viene a la cabeza con el asunto de la reválida de la LOMCE. Muchos de aquellos alumnos con quienes se ha realizado alguna de las medidas de adaptación recogidas en la normativa de atención a la diversidad, corren el riesgo de terminar cuarto de la ESO sin obtener el Título de Graduado en ESO.\r\n\r\nLa LOMCE es una ley segregadora, y éste es sólo un ejemplo.\r\n\r\nViernes 16 de septiembre\r\n\r\nIntento forzar la clase para ir un poco más lejos y se muestran esquivos: es septiembre, agosto tiene el don de hacernos olvidar. Recapacito y reculo. La profesión del docente es de enseñar y aprender, hablar y escuchar, dar y recibir. Tomo nota y me aplico.\r\n\r\nSábado 17 de septiembre\r\n\r\nMe despierto temprano y termino la maleta para ir a Madrid. Por la tarde tenemos una boda familiar. Desde la ventanilla del tren, fotografío el movimiento. Voy leyendo La España vacía, un ensayo magnífico de Sergio del Molino. Miro el paisaje, leo, vuelvo a mirar el paisaje, vuelvo a leer, tomo fotos. Me parece sentir el paisaje en la boca, como algo masticable o algo que pudiese inhalarse. El trigo me roza el paladar.\r\n\r\nDesde la azotea del Círculo de Bellas Artes, me parece ver el mar. Hace un viento furioso y un frío de noviembre en Alicante, pero el cielo es un espectáculo. Lo miro mientras se me congelan las manos.\r\n\r\nVer a la familia, reír, bailar descalza me hacen sentir niña y feliz.\r\n\r\nDomingo 18 de septiembre\r\n\r\nAprovechamos la mañana para ir a ver la exposición de Caravaggio en el Thyssen. Intento explicarle a mamá su pintura y su época. Cuando pienso en el Barroco, pienso en turgencia; hay ciertos conceptos que, si bien puedo nombrar y definir, se me quedan escasos sin un gesto, un movimiento. Salimos fascinadas.\r\n\r\nEl regreso se parece a la ida, pero con la luz contraria. Sigo haciendo fotos, como si pudiese hacer mío el paisaje. Como si pudiese finalmente masticarlo.\r\n\r\n 

Comentarios

comentarios