Anoche tuve el placer de asistir al ensayo general del Carmina Burana de La Fura dels Baus. La obra podrá ser presenciada y disfrutada en el ADDA, esta misma tarde de sábado carnavalesco, en doble sesión: a las 18h y a las 21h. También mañana habrá una tercera a las 12h. Aunque las entradas llevan agotadas desde hace semanas, aún hay alguna oportunidad para los más rezagados, ya que se ha reservado el 5% del aforo para ser vendido en taquilla desde dos horas antes de cada sesión.\r\n\r\nEs una pasada. Una hora y cuarto de riqueza rítmica sonora y visual. Un espectáculo de voces, sonidos, luces, olores, líquidos, colores, interacción con el público, erotismo, provocación… y es que juntar Carmina Burana con La Fura dels Baus es “como juntar el hambre con las ganas de comer”, como bien dijo Carlus Padrissa, director y fundador de la compañía catalana. No hay mejor compañía para representar una ópera que habla del goce de vivir, de disfrutar los placeres terrenales, el amor carnal… y criticar satíricamente los estamentos sociales y eclesiásticos.\r\n\r\nDisfruté especialmente el fragmento más conocido, “O Fortuna”, que sirve tanto para abrir como para cerrar la obra.\r\n\r\nLa representación en Alicante tiene como director musical al propio director del ADDA, Josep Vicent. Gran trabajo el que viene desarrollando el maestro alteano desde su nombramiento hace menos de un año, tiempo en el que ya ha traído a Alicante, por ejemplo, a Michael Nyman. Y, ahora, a La Fura dels Baus.\r\n\r\nEsta compañía teatral fundada en 1979 se autodefine como un grupo de teatro “de fricción”. Buena carta de presentación, poco más hay que añadir. 180 artistas sobre el escenario para dar vida a una selección de cantos de los siglos XII y XIII musicados en 1935 por Carl Orff. Sobre el papel, eso es la ópera Carmina Burana. Sobre el escenario, con La Fura dels Baus, es mucho más.

Comentarios

comentarios