Nacho Córdoba es una de esas personas que no puede estarse quieta, que necesita más de una voz para expresarse. Desde que aterrizó en Alicante, hace unos cuantos años, este madrileño ha apostado fuerte por una forma diferente de compartir la cultura. Hablo con él por teléfono mientras va camino de Bilbao a dar una serie de conciertos con uno de sus proyectos; Fuego, un grupo musical dinámico, transformista, en el que a veces toca solo y otras se rodea de más músicos, desarrollando un estilo noise, distorsionado, en el que no existen canciones preparadas y todo se improvisa en el momento.\r\n\r\nAdemás de la música, Nacho ha encontrado en varias artes un vehículo con el que transmitir un mensaje personal sobre la cultura. Con más de diez años de trayectoria, ha publicado varios fanzines en los que plasma su visión particular sobre diferentes temas. Con el objetivo de unificar toda su actividad, crea un sello al que llama Magia desde el que edita cassettes, fanzines, serigrafías, organiza conciertos, exposiciones y un largo etcétera de actividades de corte cultural. Como él mismo dice «simplemente y humildemente hacemos Magia para sacar adelante todas esas cosas que no podemos dejar de hacer. Es un virus. Lo tenemos desde pequeños y ya no nos lo podemos curar (…). Con el sello no intentaremos ofrecer respuestas, sino compartir nuestras preguntas». Sin una motivación económica detrás, pretenden ofrecer un espacio de encuentro alternativo para artistas alicantinos y público interesado en general, con los que poder llegar a desarrollar incluso una «relación de amistad».\r\n\r\nLa escena alicantina underground es una realidad, a ojos de Nacho, desde hace unos años. «Hay mucha gente haciendo muchas cosas, como Santa Leonor o Un Fulgor de Moda Antónima, que están impulsando mucho (…). En cuanto a público, lo que yo veo es que en Alicante en cuanto a número no ha llegado a tanta gente, pero siempre ha habido movimiento, a pesar de que no hay apoyo institucional». Teniendo en cuenta que los eventos tienen que ser rentables a nivel económico para ser posibles, también tenemos que entender que el público es algo mucho más que un número, el público es en sí mismo escena, cultura. Según Nacho «en Alicante hay una escena underground desde hace muchos años» pero siempre nos fijamos más en otras ciudades, pensando que allí el público es mucho mayor, que hay un seguimiento mayor.\r\n

Pero si pensamos en algunos referentes míticos como el Madrid de los años ochenta, el público asistente era probablemente muy similar en número a lo que podemos encontrarnos aquí hoy en día.

\r\nLa gente en España empieza a mirar las cosas que pasan en Alicante. Las iniciativas, los grupos, los eventos, pero «hay que tener visión en contexto de lo que estamos hablando. Si una cosa es underground, es underground. Tiene que ser minoritaria».\r\n\r\n \r\n\r\n


\r\n\r\nEl próximo sábado 30 de abril a las 20h. podremos conocer un poco más a Nacho Córdoba y al fanzine He Sido en la fiesta que organiza en El Impulso Heroico y la Dimensión Insondable. Una fiesta en la que tendremos música, picoteo y un libro lleno de tachones. Un libro abandonado y rescatado en Barcelona que fue descubriendo, a golpe de típpex, la historia más íntima y personal de la infancia de nuestro anfitrión.\r\n\r\nUna excusa perfecta para juntarnos y disfrutar de una tarde de sábado alternativa.\r\n\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios