La inquietud de Loli Pérez Díez (AKA Loli Moloni) ya se palpa hasta en su etapa de estudiante de Bellas Artes. Comenzó la licenciatura en Altea, disfrutó de un período intermedio en Vilnius (Lituania), gracias a una beca, y terminó poniendo el broche final en Cuenca. Tímida hasta la médula, esta artista alicantina, curiosa y pizpireta, demuestra una originalidad y creatividad imparables. Una vez que pudo sacar tiempo de debajo de las piedras –por su trabajo en el negocio familiar- y gracias al empujón de su círculo de amigos, hace unos 3 años vio la luz su proyecto personal, la marca de joyería Loli Moloni.\r\n\r\nAunque reconoce que por momentos la trayectoria de la marca se ha movido de forma un poco anárquica o por reacción espontánea -la icónica imagen de la oreja llegó tras una fiesta de disfraces-, sólo hay que revisar los trabajos de Loli Moloni, sus participaciones en ferias de diseño y colaboraciones para atestiguar una andadura que obtiene solidez y que, a su vez, gana adeptos cada día -en su página de Facebook ya ha reunido a cerca de 700 seguidores, ávidos de sus novedades molonis y sus inconfundibles noticias de orejas-. Más que darle un frío me gusta, entrar en sus actualizaciones es percibir la complicidad y simpatía que despierta todo lo que tiene su sello. Ese apoyo, lógico, se luce. No son pocos los alicantinos que presumen alguno de sus diseños. Entre ellos, otros artistas como el músico Carlos Izquierdo o el cineasta Adán Aliaga.\r\n\r\nDefensora del coworking como espacio de trabajo y de los rastros o mercerías como fuente de inspiración, Loli Moloni es sin duda un rayo de luz con el que queríamos charlar y con él abrimos la lata de esta sección “Emprenden luego Existen”.\r\n

\r\n

¡Larga vida a la molonería!

\r\n

\r\n \r\n\r\n“LOLI MOLONI son collares, broches, botones y molonadas hechos a mano y con amor”. ¿Cómo arranca esto de montar una marca de joyería?\r\n\r\nNunca lo habría llevado a cabo sin la insistencia de mis amigos. Yo soy bastante insegura y ellos me convencieron de que lo que hacía molaba y gustaba.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Es cierto que el origen de tu imagen de marca, la famosa oreja, se encuentra en la peli ‘Blue Velvet’ de David Lynch?\r\n\r\nlolimoloni\r\n\r\nSí. Todo empezó en una fiesta de disfraces en la que teníamos que asistir disfrazados de personajes de pelis de los 80. Iba con un batín de terciopelo azul y una oreja que hice con fimo fluorescente…esa oreja que aparece al principio de la peli entre la hierba, mutilada y putrefacta.\r\n\r\n \r\n\r\nY a la hora de emprender este proyecto en solitario, ¿cuáles han sido los principales obstáculos que te has encontrado en el camino? ¿y tus apoyos en Alicante?\r\n\r\nEl tiempo es mi mayor enemigo. No me dedico a la marca al 100% (ayudo en el negocio familiar), y a veces me distrae de mis objetivos. Mis apoyos, mis amigos. Lo mismo me ayudan a cortar cartoncitos, que a llevarme en furgo a Madrid, que a posar como modelos…son los mejores.\r\n\r\n \r\n\r\nParece que van cogiendo fuerza en la escena local los espacios de coworking. La voluntad es ante todo compartir experiencias y crear proyectos conjuntos, ¿no? ¿Qué tal tu experiencia? ¿Crees que es una ‘moda’ que ha llegado para quedarse?\r\n\r\nBenditos sean los coworkings. Hace tres años que estoy compartiendo espacio de trabajo y para mí ha sido lo mejor que he podido hacer. Conoces a personas interesantes y creativas y fluye una energía especial. Para mí, más que una moda, es una necesidad.\r\n\r\n \r\n\r\nlolimoloni3\r\n\r\n¿Y qué hay de las fuentes de inspiración? ¿Eres carne de mercadillo y mercerías y otras tiendas de barrio o te inclinas por una documentación más sesuda?\r\n\r\nJajaja…de sesuda nada. No suelo documentarme en bibliotecas. Prefiero la calle, los amigos, los rastros, mercerías, ferreterías, tiendas de telas, los paseos, los viajes, las flores…\r\n\r\n \r\n\r\nEn cuanto a influencias musicales, literarias…¿qué consigue emocionarte? ¿Algún artista alicantino al que sigas de cerca?\r\n\r\nMe emocionan y me inspiran un montón de amigos y conocidos alicantinos que tocan en bandas. Casi todos tocan en más de una. Tienen mucho que decir y enseñar. Para mí artista también es un cocinero y aquí tengo dos buenas amigas que son pura magia sensorial, Mery Croket y Fabiola. Los fotógrafos Javier López, Iván Carbonell, Patricia Llorens, Paco Santamaría. La atmósfera October Press. Mi querido amigo Sekho. Y mi casi hermano Perk, quien ilustró la oreja de las camisetas y sudaderas.\r\n\r\n \r\n\r\nLas icónicas orejas siguen siendo la seña de identidad. Pero luego llegaron los rayos, las sierras, las frutas y verduras de temporada o las piezas más geométricas, ¿Cuál suele ser el proceso creativo que sigues hasta dar con una colección?\r\n\r\nEl proceso o “visión” empieza en mi cabeza. No suelo hacer bocetos. Me lo imagino y lo desarrollo probando con el material. Directamente. Así es cómo sé si me gusta o no me gusta.\r\n\r\n \r\n\r\nTampoco has puesto freno en cuanto a materiales. Empezaste con las obras en cerámica y metacrilato, pero más tarde, la imagen de la oreja, logotipo también de la marca, acabó protagonizando, entre otras cosas, una línea de camisetas y sudaderas. ¿Qué otros soportes te gustaría probar?\r\n\r\nMe gustaría pintar más a menudo y trabajar la madera. Y el mundo parche/bordado es algo que ronda en mi cabeza desde hace un tiempo. Ah!, y me encantaría probar con los estampados textiles.\r\n\r\n \r\n\r\nTambién se han multiplicado las colaboraciones, bolsos de fiesta con la marca catalana Hagamús Bolsas, con el grupo musical Pirámide o con el colectivo Realmente Bravo. ¿Qué aspecto es el que más valoras para embarcarte en un proyecto de colaboración?\r\n\r\nQue me motive.\r\n\r\n \r\n\r\nEn estos últimos dos años tus piezas hechas a mano han viajado mucho –además de los mercados de diseño alicantinos, las hemos visto en la tienda de Krizia Robustella en Barcelona, en el Mercado Central del Diseño de Madrid o en la Pop-up Street Art Gallery en Dubai. El stand en estos encuentros, las redes sociales y el boca a boca tradicional es esencial. ¿Tienes pensado contar también con una web para canalizar los pedidos?\r\n\r\nSí, por supuesto. La web es mi asignatura pendiente. Es el canal para abrir fronteras.\r\n\r\n \r\n\r\n¿Qué tienes entre manos en estos momentos?\r\n\r\nAgujas, hilos de colores y bastidores.\r\n\r\n¿Cuál es tu principal deseo para este año?\r\n\r\nTrabajar más el mundo Moloni.\r\n\r\nY una última pregunta. Para alguien que se plantee emprender algún proyecto personal, ¿cuál sería tu consejo moloni?\r\n\r\nQue crea en lo que hace, que le dedique el tiempo que se merece y que lo haga con amor.\r\n\r\n \r\n\r\n


Comentarios

comentarios